Cuidado con los servicios de alojamiento gratuito

. Posted in Hosting y Dominios

Muchos servicios de hosting web gratuito pueden ser maravillosos. Algunos de estos servicios han contribuido a reducir los costes y las barreras técnicas para los webmasters y permiten a los inexpertos adentrarse en su andadura en la Web. Lamentablemente, hay ocasiones en las que estas barreras inferiores (cuyo objetivo es atraer a usuarios menos especializados) pueden atraer caracteres problemáticos, como emisores de spam en busca de formas fáciles y económicas de configurar docenas o cientos de sitios que no aportan ningún valor a la Web.

En el caso de los sitios generados automáticamente, nuestra postura es la misma: si los sitios no aportan suficiente valor, se suelen considerar como spam y se toman las medidas oportunas para evitar que esos sitios aparezcan en los resultados de búsqueda naturales y proteger a los usuarios de esos sitios.


Google considera que los sitios generados automáticamente como este contienen spam.

Si un servicio de alojamiento gratuito comienza a mostrar patrones de spam, nos esforzamos por ser precisos y abordar únicamente sitios o páginas con spam. No obstante, en los casos en los que los emisores de spam controlan el servicio de alojamiento web gratuito o una parte importante del mismo, podemos vernos obligados a adoptar medidas más severas para proteger a los usuarios y a eliminar todo el servicio de alojamiento gratuito de los resultados de búsqueda. Para evitar que esto suceda, nos gustaría compartir con los propietarios de servicios de alojamiento gratuito medidas que pueden ayudarte a ahorrar recursos valiosos, como ancho de banda o potencia de procesamiento, y proteger el servicio de alojamiento de los emisores de spam de forma simultánea:

Publica una política de uso inadecuado clara e informa a tus usuarios sobre ella. Por ejemplo, puedes hacerlo durante el proceso de registro. Este paso permitirá explicar de forma clara lo que consideras actividades con spam.

En el formulario de registro, puedes considerar la posibilidad de utilizar CAPTCHA o herramientas de verificación similares para permitir únicamente envíos humanos y para evitar que secuencias de comandos automatizadas generen un montón de sitios en tu servicio de alojamiento. Estos métodos no son completamente infalibles, pero pueden ayudarte a evitar la presencia de impostores.Prueba a supervisar tu servicio de alojamiento gratuito en busca de otros indicadores de spam, como redireccionamientos, un gran número de bloques de anuncios, determinadas palabras clave no deseadas, grandes secciones de código JavaScript con caracteres de escape, etc.

Si buscas una solución sencilla y rentable, te recomendamos que utilices la consulta con el operador site: o las Alertas de Google .Mantén un registro de los usuarios que se hayan registrado y prueba a identificar patrones de spam típicos, como el tiempo que se tarda en rellenar un formulario, el número de solicitudes enviadas desde el mismo intervalo de direcciones IP, los user-agents utilizados durante el registro, los nombres de usuario u otros valores enviados a través de formulario seleccionados durante el registro, etc. Asimismo, es posible que estos patrones no sean siempre concluyentes.Comprueba los archivos de registro del servidor web en busca de picos de tráfico repentinos, especialmente si ese tráfico lo recibe un sitio creado recientemente.

Asimismo, prueba a identificar los motivos por los que se consume más ancho de banda y potencia de procesamiento.Prueba a supervisar tu servicio de alojamiento web gratuito en busca de páginas infectadas con software malintencionado o de suplantación de identidad. Por ejemplo, puedes utilizar el API de navegación segura de Google para probar URL de tu servicio de forma regular. También puedes registrarte para recibir alertas para tu sistema autónomo.Comprueba el buen estado del sitio.

Por ejemplo, si utilizas un servicio polaco de alojamiento web gratuito, ¿qué probabilidades hay de que se creen miles de nuevos sitios legítimos en japonés en tu servicio de un día para otro? Existen varias herramientas que pueden ayudarte a detectar el idioma de los sitios creados recientemente (por ejemplo, las bibliotecas de detección de idioma o la versión 2 del API del Traductor de Google).

Por último (pero no por ello menos importante), si utilizas un servicio de alojamiento web gratuito, asegúrate de supervisar tus servicios en busca de picos de actividad repentinos que puedan indicar un ataque de spam en curso.

Memoria usada: 10786.1 KB de 11264 KB